LAGARTIJAS TIRADAS AL SOL

11/04/2018 - 12/04/2018

Sala Negra

Miércoles y jueves 19.00 h

AVISO IMPORTANTE: una vez comenzada la función no se permitirá la entrada de público a la sala.

El precio de las entradas es el mismo tanto en taquilla como en la web de Teatros del Canal.

 

Precios hasta 15 días antes del estreno.

 

Localidades sin numerar

 

Tarifa general 10€
Mayores de 65 y desempleados* 9€
Carné joven y menores de 30 años* 8€
Profesionales de las artes escénicas** 8 €

 

*Cupos limitados. Imprescindible presentar la acreditación correspondiente en taquillas y al acceder a la sala. Solo una entrada por carné.

 

**Venta solo en taquilla. Cupos limitados. Imprescindible presentar la acreditación correspondiente en taquillas y al acceder a la sala. Solo una entrada por carné.

 

TARIFA ABONO:

Abono 10 espectáculos 150 €
Abono 20 espectáculos 200 €

 

  • IVA y gastos de distribución/ticketing incluidos en el precio.
  • Las compras con tarjetas del Grupo Ibercaja están exentas de gastos de distribución/ticketing.

Internet

Taquillas (De 14.30 a 21h – Cea Bermúdez, 1).

Cajeros Ibercaja

 

LAGARTIJAS TIRADAS AL SOL
11/04/2018 - 12/04/2018
Tijuana

Venta solo de abonos a partir del 17 de julio (preferencia en compra de entradas).
Venta de localidades individuales y ABONOS a partir del 24 de julio.

  • Venta anticipada hasta 15 días antes del estreno.
  • Abonos de 10 y 20 espectáculos

IVA y gastos de distribución/ticketing incluidos en el precio.
Las compras con tarjetas del Grupo Ibercaja están exentas de gastos de distribución/ticketing.

El precio de las entradas es el mismo tanto en taquilla como en la web de Teatros del Canal.

 

Información útil

  • Las entradas para personas en silla de ruedas solo se podrán adquirir en taquilla, puede reservar y consultar precios de las localidades llamando al 913089999 y solicitando hablar con taquilla.
  • Para la comodidad de todos los asistentes recordamos que, independientemente de la edad, será imprescindible adquirir una entrada para el acceso a las salas y la ocupación de las mismas.
  • Acceso a sala para compras por internet: Pueden traer las localidades impresas o si lo prefieren, también pueden descargar el archivo en su dispositivo móvil para mostrarlo al acceder al teatro.
información

Lagartijas tiradas al sol se autodenominan «una bandada de artistas». Desde 2003 buscan crear narrativas sobre eventos de la realidad. «No tiene que ver con el entretenimiento –nos dicen–, es un espacio para pensar, articular, dislocar y desentrañar lo que la cotidianidad fusiona, pasa por alto y nos presenta como dado».

Tijuana forma parte de un proyecto titulado La democracia en México (1965-2015), que consta de treinta y dos partes, una por cada estado de la República mexicana, «treinta y dos visiones de un mismo país». Tijuana pone en escena la experiencia de Gabino Rodríguez, convertido durante seis meses en Santiago Ramírez, habitante de Tijuana (Baja California), bajo unas condiciones específicas que lo apartaron de su mundo habitual, del que permaneció incomunicado mientras trabajaba con el salario mínimo en una fábrica de la zona: «Ser otro, intentar vivir la vida de otra persona. Hacerse pasar por otro. ¿No es eso la actuación?».

***

¿CUÁNTOS LADRONES SE NECESITAN PARA INAUGURAR UNA CUEVA?

Hubo un tiempo en el que se dijo que no había alternativa, y muchos artistas se propusieron mostrar que sí la había. Pronto se volvió claro que la alternativa no es un valor en sí y «abrir posibilidades» no tiene un signo político implícito. El comunismo fue una alternativa, como también fue una alternativa el nazismo y representan programas ideológicos muy distintos; es diferente el Tea Party así como es diferente Podemos, y no tienen nada que ver. Durante las elecciones, Donald Trump representaba una posibilidad distinta al establishment; Bernie Sanders también, pero en sentido contrario. La diferencia no es un valor en sí y el teatro debe intentar ir más allá de «abrir posibilidades» y buscar su sentido en relación al mundo en el que nos tocó vivir.

¿Qué es lo propio de la ficción en un mundo como el que vivimos? ¿Qué tipo de valores regulan los acuerdos ficcionales? ¿En la ficción se vale todo? ¿Hay un marco ético en el que se desarrolla el teatro? ¿Cómo se dota al arte de un signo político claro?

Cuando algo que ya estaba ahí se nombra, de repente se vuelve claro, concreto. Eso me pasó cuando leí que los diccionarios de Oxford declararon posverdad como la palabra del año en 2016. La idea de elegir una palabra, según explican en su página de internet, consiste en reflejar el año en lenguaje. La palabra posverdad se usó un 2.000 % más que el año anterior. El Diccionario la define como un adjetivo «que se relaciona con circunstancias en las que los hechos objetivos son menos importantes en la formación de la opinión pública que las emociones o las creencias personales».

No estamos frente a algo completamente nuevo, pero sí estamos frente a una nueva sensación. El sentimiento de que los parámetros de lo aceptable han cambiado, la sensación de que aquello que antes estaba confinado a ciertos espacios se ha desbordado, la sensación de que el engaño y la irrealidad se han normalizado en la arena pública, de que se volvió aceptable lo que antes no se aceptaba.

¿Cómo se posiciona el teatro frente a este cambio? ¿Cuál es el sentido de la ficción en un mundo como el que vivimos hoy?

La ficción no es una sustancia, es un marco de lectura. Es un acuerdo entre alguien que presenta algo y alguien que lo atestigua, sobre la naturaleza que tiene lo que se presenta. Esa naturaleza manifiesta que lo que se va a presentar debe ser leído como una invención, como resultado de la creatividad de alguien. El drama no es ficción, la ilusión no es ficción, la ficción es un acuerdo, un pacto, un contrato.

La ficción es algo que sucede en la realidad, pero que no es la realidad. Es una interrupción de la realidad. Las ficciones sí tienen consecuencias en la realidad, pero estas no operan de la misma manera en la que operan las consecuencias de las acciones «reales». El acuerdo ficcional exime a las acciones que suceden dentro de una obra de teatro de ser juzgadas como acciones; las juzga como representaciones de acciones. Cuando un hombre golpea a una mujer en una obra, no se le juzga por golpear a una mujer, sino por representar la violencia contra la mujer. Las implicaciones provienen de la re-presentación y no de la acción en sí.

La palabra ficción cada vez se usa más en la arena pública, pero casi siempre se utiliza como sinónimo de mentira y eso es un error grave. La mentira es una afirmación que se hace sabiendo que no es cierta y buscando que nuestro interlocutor la crea y/o actúe en consecuencia. La ficción no busca eso, es un marco de lectura en el que sabemos que estamos frente a una interrupción de la realidad, algo que es y no es a la vez, la ficción es ese acuerdo. La ficción no es una mentira y utilizar estas dos palabras como sinónimos amputa la posibilidad de imaginar otra vida, una vida más vida.

La ficción tiene la posibilidad de mostrarnos a otros viviendo y así recordarnos que hay otras formas de vivir la vida, que esta es nuestra vida, pero que podría ser otra. La ficción nos da la posibilidad de experimentar la certeza de que las cosas pudieron ser de otra manera y, sobre todo, de que pueden cambiar.

¿Cambiar hacia dónde?

Gabino Rodríguez


El texto completo se puede leer aquí.

Esta obra forma parte de La democracia en México, un ambicioso proyecto con el que Lagartijas Tiradas al Sol busca retratar la realidad política, social e histórica del país, a través de una serie de 32 aproximaciones a mundos sumergidos, como los 32 estados mexicanos.

Lajartijas tiradas al sol también presenta la pieza Santiago Amoukalli en abril

Ficha artística

México

Un proyecto de Gabino Rodríguez

Basado en textos e ideas de: Gunter Walraff, Andrés Solano, Martin Caparrós

Dirección adjunta: Luisa Pardo

Colaboración artística: Francisco Barreiro

Producción: Lagartijas Tiradas al Sol